viernes, 2 de marzo de 2012

Fue un muy extraño día.
Su corazón había comenzado a fallar
hace tiempo ya, 
pero ella no se había preocupado.
[Jamás se preocupaba demasiado por su salud]
Lo raro era, que a pesar de ya no
sentir bien su cuerpo
y de saber que al pensarlo se ponía más
y más mal...
No lo evitaba.
Su cabeza estaba en otro asunto.
Su más lindo sueño corría peligro.

Necesitaba un abrazo grande
y que alguien le dijera 
que todo iba a salir bien.

0 Lector (es):