viernes, 16 de diciembre de 2011

Viernes

Esta semana ha sido tan extraña. Cosas buenas, cosas malas... Me perturba el hecho de que cada un par de horas cambie mi estado de ánimo por detalles. Me perturba el no poder superar las cosas, el que aún me afecte tanto todo... Necesito echar afuera todas esas penas, esas cosas que aún hacen daño. De lo contrario... no creo que avance.
Para más cagarla me toca asumir el papel de apoyo fundamental de mi vieja... y no me molesta, pero es complicado tener que ser la que se mantiene fuerte cuando las cosas igual te están afectando, y más cuando tengo mis propios rollos. Pero en fin, me necesita.

Esto de forjar el temple ha sido más complicado de lo que creí.
Lo peor es que trato de refugiarme en las miles de weás que debo hacer pa la U, así como pa distraerme... pero no puedo. No puedo concentrarme en la U... no me motiva nada.



Por lo menos... estaré aquí en Navidad.


YA es Viernes* ... Dios, cómo me gustaban esos viernes...

0 Lector (es):