viernes, 23 de diciembre de 2011

Es como gritar...
pero sin nadie que te oiga.
Casi te sientes avergonzada, de que alguien
sea tan importante
que sin Él
te sientes como Nada...
Nadie podrá entender cuánto Duele*
Te sientes sin esperanza,
como si nada pudiera salvarte...
y cuando todo se termina
y Él se ha ido
Hasta deseas que todo lo malo regrese...
para que al menos...
puedas tener lo Bueno.




Ay Dios... ayúdame por favor. Me voy a volver loca, si sigo así me volveré loca.
Hay momentos, como ahora, en que no aguanto... de verdad que ya no lo aguanto. No he comido nada en todo el día, y no tengo hambre... no puedo comer, no puedo dormir... Cuánto más... cuánto más...
Respondí puras weás en mi prueba de Sociología, no puedo concentrarme...
Y qué saco? qué saco con levantarme siendo tan valiente, si hoy paso por El lugar de trabajo* y me quedo parada afuera. Si voy al Santa Lucía y miro Esa* banca... como viendo escenas del cine.
Que alguien me diga, como cresta me arranco este Amor de adentro... como dejo de Amar...
No lo merezco por la chucha, nunca merecí nada así... Nunca merecí tener que estar guardando las fotos y quedar pegada mirándolas, sin poder aguantar el llanto...

Sé que hace mucho dejaste de Amarme... lo entendí así.

Necesito acostarme, me pesan las piernas, me siento débil. Tal cual La vida de los peces...
Espero mañana sea un día mejor, y pueda escribirles cosas buenas...

0 Lector (es):