sábado, 31 de diciembre de 2011

Adiós, 2011.

Quedan un par de horas pa que se vaya el año. Me acuerdo que el año pasado estaba en valdi y escribí mi resumen en un papel no más... Creo que a pesar de todo, tenía cosas bastante más lindas que escribir, o conclusiones que después de todo eran pa bien. Hoy es más complicado... por que además el día ha sido cuático. Pero eso es otro tema, que quizás y solo quizás... algún día hablaré.
Qué tuvo de bueno este año? puta, hartas cosas. Tuve un verano bueno igual, después entré a la U y conocí gente demasiado bacán... que ahora son grandes amigos y súper fundamentales en mi presente. No tuve Graaaan contacto con mis amigas de siempre, pero sé que siguen ahí!. Cuando las necesité, aparecieron, y esa weá se valora. Después comenzó la revolución, el paro... que fueron como eternas vacaciones de invierno. Por ese lado era bueno, descansé harto jaja. Hubo buenos momentos, buenos días, buenas noches, buenas risas, buenos recuerdos. Me convertí en tía, del bebé más maravilloso del mundo (no lo nieguen), fui al sur al matrimonio de mi tía más querida, estuve con mis primos, volví a estar aunque sea un ratito en mi Valdivia... regalonié a mi guatón y pasé mi cumpleaños con él... tuve una vuelta a clases entretenida, atareada pero entrete... siempre es bacán pasar tiempo con los cabros. Pasé una navidad con mis papás y lo principal : Sigo viva. Amé con toda mi alma este año, aprendí lo que era realmente estar enamorada y disfrutarlo, vivirlo, apreciarlo y guardarlo para siempre.
Cosas malas, bueno, creo que todas nacen de lo mismo. El quiebre, cuático quiebre, de mi relación. Los momentos malos, los meses de incertidumbre, la gente que se metió y tomó partido en la historia, mi casi depresión, las noches y más noches de llanto... etc.
La verdad no borraría nada. Y es que por algo pasó, algo debo sacar de todo esto. No sé cuando, no sé por qué (me pregunto ese Por qué todos los días) pero fue así.
Ha sido un año cuático, marcado por cambios, por transición de la estabilidad a los ataos'.
Pero guardo cosas súper lindas, guardo canciones, guardo películas, guardo fotos, guardo discusiones, guardo reconciliaciones,  guardo guerras con helado o chocolate jaja, guardo momentos de hacernos los weones! ajajajajajaa guardo tantas cosas...
Siendo justa, independiente de como terminó este año, fue bueno. Se cerraron varios procesos y comenzaron otros. Quizás estos serán más difíciles y no me contemplan... pero me gustó participar hasta donde pude.

A Dios debo pedirle perdón, por que dije mucho sin pensar. Gracias por la gente maravillosa, por el privilegio de vivir todo lo que viví. Espero este año que viene sea increíble, en muchos sentidos.
Éxito a todos... en todo lo que se propongan. Que Dios los Bendiga inmensamente...








Y a ti... a Ti Te Amo, a pesar de todo... y te amaré en esta y en todas las Vidas*.-

1 Lector (es):

La ALe dijo...

Si hay alguna cosa que aprendí a punta de llanto y desgarros de dolor, es que la vida está hecha de momentos. Buenos o malos, son momentos. Y como tantos otros, pasarán.
Así que mi humilde consejo es éste: vive tu pena, tu luto, como quieras llamarlo. Sólo tú sabrás cuanto durará eso. Y cuando estés lista, piensa en ti. Arréglate, compra ropa, córtate el pelo o cambia el color, elimina todo lo que físicamente te recuerde cosas que ya no necesitarás en tu nuevo momento. Y por sobre todas las cosas, déjate sorprender. Las cosas lindas llegan cuando menos las esperas, pero igual hay que estar atenta. Atenta a cualquier atención, cualquier mirada, cualquier indirecta... todo sirve.
De verdad te lo digo.
No sé si conoces mi antigua historia, terminó de una forma que yo pensaba que a la gente buena como yo jamás le pasaría... pero me pasó. Y de todo eso una aprende, llora, patalea y luego se levanta para seguir adelante.
Animo pequeña, todo pasa, todo queda en el pasado... y dentro de todo, ésa es la parte linda de la vida.
Un abrazote y que este nuevo año sea increíblemente mejor.