domingo, 28 de agosto de 2011

Memorias*

Hoy desperté cuando llegaste. Abrí mis ojos, algo perdida aún, y lo primero que vi fue tu cara con una sonrisa muy tierna. Me dijiste "Amor, estás dormida todavía!". Yo hice uno de esos sonidos que solamente tu entiendes y te sonreí.
"¿Me puedo acostar contigo?". Obvio que sí, Toda la Vida.
Me regaloneaste, mucho. No hay nada mejor que tu pecho para apoyarme y tu cariñito en mi cara y mi pelo. Quien diría que 4 horas antes desperté angustiada por un sueño horrible. Lloré, lloré y no pude dormir por un buen rato. Estaba tratando de acabar con mi vida y tú lo impedías, llegabas y yo comenzaba a desvanecerme en tus brazos. Ahí me daba cuenta de lo que sucedía y ya no quería morir. No podía. Veía en tus ojos una tristeza tan grande, como de años. Lloré, lloré por que decir adiós era tan difícil.
Pero fue solo un sueño, por que llegaste , llegaste para abrazarme y decirme "Te extrañé".


Queda tanto aún... tanto. Al menos tengo tiempo para aprender a ser Grande. Dijiste que tengo suerte, ya que si la comida quedaba extraña te la comerás igual..."mientras tenga sabor". Yo me reí. Al parecer mi imagen de cocinera es de lo peor. No importa, sé que será divertido de todas formas.
Me gustas. Me gustas tanto. Llevamos harto tiempo juntos... te he visto crecer, cambiar... y me Gustas.
Falta tanto. No dejo de pensarlo, falta tanto.Pero si te mantienes a mi lado y puedo ver tu sonrisa, sentir tus abrazos, tus besos... no estaré esperando nada. Estaré viviendolo, estará ahí, conmigo a cada instante.

Hoy desperté cuando llegaste. Abrí mis ojos y ahí estabas... Por Siempre.

*De 32 días.

0 Lector (es):